Retratos de un espacio vacío

“La verdad es que la literatura con mayúsculas me importa un bledo, lo único interesante es buscarse y a veces encontrarse en ese combate con la palabra que después dará el objeto llamado libro”. (Julio Cortázar, 1969, incluido en Papeles inesperados, 2009).

SOBRE EL PROYECTO

Retratos de un espacio vacío surge hace 9 años, como acercamiento personal a un caótico mundo que recién descubría: La soledad. Cuando a los 18 años me fui a vivir sola, empecé a recrearme (sin saberlo) en un mundo de posibilidades que bailaban ante mi, como yo ante ellas. Diferentes problemas de salud, pérdidas, aprendizajes de todo tipo, viajes y, sobre todo, mucha gente, dejaron huellas (y la dejan) en ese espacio vacío al que llamo soledad. A través de este espacio vacío, conformado por dos poemarios, intento recopilar y delinear el retrato de mi peor enemiga: Yo misma, como forma de encontrar a través de sus ventanas la luz entre el caos. Un caos que no añoro ya, pues ahora vive y se llena de mi. El resultado son textos y fotografías, podría decirse, pero en realidad el resultado soy yo misma, batiéndome a duelo con lo que debería ser y lo que no debería ser.