Travesura Realizada

Me dicen Her-mi-o-ne

(La otra cara de mi persona necesita presentación propia).

Nací al norte de mi hermoso país, en Jujuy, donde la magia no sólo existe sino que también ha inundado los corazones desde nuestros ancestros hasta hoy. Tierra de colores, donde los horizontes son pedazos de cielos hechos naturaleza, hechos vida.

¿Cómo no soñar? ¿Cómo no sentirme libre? Al cumplir los 9 años (31 de Octubre ¡ojo!) conocí a Harry. Cuando vi la tapa dura del primer tomo de J. K. Rowling, en aquella vidriera, supe que algo especial aguardaba en aquellas páginas. No sé cómo explicar lo que pasó por mi vida desde entonces. Creer en la magia resultaba posible pero ¿Creer en mi misma? Sin dudas ese fue el desafío más grande de todos. Pero el mundo de Rowling, con el que crecería, me demostró lo contrario (14 años juntos ¿Una locura? Somos toda una generación).

La mayoría de mis amigos me dicen “Hermione” en sus distintos tipos de pronunciación (erróneas o no, como “Jermi” y otras variedades). Es evidente que el apodo no viene de ninguna similitud física con Emma, aunque mi cabello es sinceramente un lío. Este apodo comenzó más bien como una especie de “burla” por mi forma de ser (léase “algo estudiosa” o “es leviosa no leviosáa”), pero todos ignoraban que en el fondo yo me sentía orgullosa de ser buena en algo: en el estudio.

Con esos dones y con mil piedras en el camino,  pero sobre todo con el afán de emprender un viaje a los desafios, me mudé a Córdoba, cuando tenia 18 años, para comenzar con una carrera apasionante: Comunicación Social en una universidad llena de historia, diversidad y debate constante.

En cuarto año realicé un intercambio en Murcia, España, gracias a una beca de la UNC (Universidad Nacional de Cordoba). Además de cambiar mis paradigmas con la experiencia que supone vivir en otro país, fue ahí donde empecé a interesarme más por la comunicación y sus enlaces con el cine y la escritura, particularmente con las sagas fantásticas. Desde entonces muchas dudas e ideas fueron colmando mi tiempo. Más allá de que Jo haya sido inspiradora para tantos jóvenes, niños y adultos con su historia, esta traspasó el papel y se hizo eco mediante la pantalla.

Muchos nos preguntamos positivamente cuáles son los efectos del cine, y entre esas tantas voces decidí hacer sonar la mía mediante una pequeña investigación en la que conté con la enorme ayuda de Diego, mi director de trabajo final, quien más que nadie supo conocer la magia de Harry Potter. Hoy puedo decir que esta saga no sólo marcó mi adolescencia sino también mi vida académica.

Cuando decidí trabajar en “Travesura Realizada” fue todo un desafío: pensar a mi saga favoríta en términos académicos no sólo era difícil para mi sino también para las personas a las que les presentaba mi tema. Sin embargo, hoy me permite saber qué quiero hacer. Y acá estoy, escribiendo esto para ustedes, para alentarlos a hacer lo que aman. Aún así, y por más que hablemos de “auge” y de toda la magia destilada en nuestra cotidianeidad, soy conciente de algo que me inquieta: acceder a la literatura fantástica no es tan sencillo, obviando la accesibilidad digital de la cual muchos están excluidos (sí, aunque les parezca mentira). Incluso para mi lo fue y lo es.

Por esa razón y porque creemos fervientemente en que la literatura abre puertas, y que Harry Potter, como otras sagas seguaremente, han cambiado tantas vidas ¿Qué tal si le damos esa posibilidad a más niños y jóvenes? Imaginen: Si cada 30 segundos alguien en el mundo comienza a leer Harry Potter ¿Qué tal si disminuimos esa brecha a 29 segundos? ¿Qué tal si aportamos nuestro granito de arena?

Por eso Travesura Realizada supera la tesis y continúa viajando por el universo que tanto nos inspira, que tanto nos apasiona, la fantasía. No queremos que nadie se quede sin la oportunidad de conocer a Harry, ni la magia, ni tantas otras historias creadas para mover el mundo. Sumate a esta hermosa manera de amar lo que hacemos y hacer lo que amamos siempre con el corazón puesto en ayudar a quienes lo necesiten. Seamos el Hogwarts que abra las puertas a la imaginación porque: “que suceda en tu mente no quiere decir que no sea real”.

LEER AQUÍ

“Las historias que más amamos viven en nosotros para siempre. Así que, cuando vuelvas o por las páginas o por la gran pantalla, Hogwarts estará siempre allí para darte la bienvenida a casa.”

J. K. Rowling