Sobre las indicaciones para sobrevivir a alguien

La segunda nota que escribí como la destrenzada no es esta. Esta es más bien una carta, escrita con el pelo suelto y como aquella que ya va dando pasitos por un bosque frío, donde también se hace daño en los pies. A menudo te vas a encontrar conmigo, vomitando emociones más que conocimientos. Así…