La llamada de la aventura tiene nombre de mujer en ‘Yvain, le chevalier au lion’

Nota por Ana Belén Jara Caballeros valientes, hombres enamorados, seres fantásticos ¿Qué nos queda a nosotras? En este artículo abordaré el rol de los personajes femeninos en la obra Yvain. le chevalier au lion (1177)de Chrétien de Troyes. Al aproximarme a este roman durante mis estudios en la Universidad de Burgos sobre el ciclo artúrico, obviamente me encontré con…

Tren desde Asunción – Antología Premio Itaú Cuento Digital 2020

Recientemente he tenido la suerte de que Fundación Itaú antologue Tren desde Asunción en la categoría Federal del Premio Cuento Digital 2020. Este proyecto, inacabado como todo lo que empiezo (para qué les voy a mentir), surge de una charla allá por Ledesma (Jujuy), con mi papá Luciano. Creo que este cuento y la mayoría…

Festival de Videos Online “Plasencia Abierta” – Video 03 Wakcha

Wakcha es un vídeo casero con que hice para @plasencia.abierta @urbact.eu en el que trato de mostrar (al menos un poquito) las mañanas por la calle Cristo de las Batallas de Plasencia. Me quedan algunos días por estos rincones, así que menos mal que pude inmortalizar algunas cosas a tiempo.

20.20

Con esta postal quito los pies de este año.

Sobre las indicaciones para sobrevivir a alguien

La segunda nota que escribí como la destrenzada no es esta. Esta es más bien una carta, escrita con el pelo suelto y como aquella que ya va dando pasitos por un bosque frío, donde también se hace daño en los pies. A menudo te vas a encontrar conmigo, vomitando emociones más que conocimientos. Así…

Encuentro de escritorxs Banzai 2020

Los invito a participar de la próxima edición de Banzai, el encuentro de escritorxs que nace en Jujuy y reúne a editoriales y poetas de distintas provincias de Argentina. Les comparto un adelante de lo que leeré en mi participación ¡Los espero!

Un patio

Resulta curioso que la realidad te ponga una cara y la naturaleza otra. La huella de una vida que se escapa, el color de las macetas florecidas. Y ellos ahí, de pie, de la mano, poniendo el pecho a la paradoja. No hay espacio para la calma, pero tampoco para la soledad, después de todo…