Poemas de otoño

Plácida porque te escojo a una hora en que apenas nos rodeamos las formas con las pupilas hambrientas. Azhar y naranjo
el jazmín de allá es el de acá y todo trascurre entre vos y yo y el cuándo y el cómo las circunstancias nos hicieron formar parte de esto mismo. Qué ironía tan dolorosa y dulce caminar por la barqueta y ser viento a lo largo del río. Y vos te dejas ir con las horas.
Líneas sobre líneas
Párpados del cemento
Contornos que nos limitan

Nuestra lucha es física
Pero no se apaga.

No sostienen, no devienen en
Silencios.

Un amor prevalece en esta ceremonia
Que da muerte y entierra
Al miedo de los sabios
En un festín de autocontrol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s