No me saludaste

Las puertas
Las ventanas
Las rejas
Las perillas
Las llaves
El cristal
La sombra de todos estos
El reflejo de todos nosotros
La noche que llega en byn para decirnos que hay algo cerrado
Y algo que sobrevive a esa ausencia de espacio, dos labios con forma de largueros, poniendo el pasador en los ojos para que el aire no corra
Pero perdure
Pero cree la más mínima y más pequeña
La más insoportable pista de lo que queda del umbral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s