Andate

Andate, como te vas cada noche, como te fuiste siempre que te sentiste incómodo, andate.

Dejá de gritarme el sueño y pedirme que te siga y te siga como si no pudiera escuchar.

Porque, aunque te calle y te oculte, volvés siempre a refregarme tu nombre en la cara.

Andate ¿No ves que te estoy dando la espada?

Andate, otra vez

de mi vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s