S O M O S S O L O S

Somos solos.

Nos atraviesa un mundo donde no hay por qué ni por cuánto.

No nos ata la sola idea de medirnos de a pedazos, nos hacemos al rededor del fuego, de las grietas, del relato.

Somos solos.

No necesitamos aprobaciones, recetas o entonaciones que marquen un por dónde, y quién sabe por cuándo.

Somos. Yo. Vos. Nosotros.

Nos dibuja la simple caricia de un sentimiento desinteresado, nos abandonamos, nos desorientamos, nos amontonamos para después destejernos y volver a amarnos.

Somos solos y somos esto,

Un estallido de mundos distintos que se hacen con un abrazo, con un letargo al que pusimos nombre y circunstancia, al que le puse tacto.

No te escapes de esta soledad tan acompañada, tan desteñida, y remendada. No huyas más de mi, porque aunque somos solos, sigo creyendo en esta descarada forma de sentirte parte de mi.

Deja un comentario