Adaptación: Otoño 2012

Este poema surge en un lapso de 5 minutos, frente a un recuerdo musical como ejercicio de exteriorización, post escritura fue adaptado a un breve guión literario que encontarán al final del texto.

Vuelo.
Sueño y creo en mi mente.
Aun así estoy presente y
y más cerca de mi misma que nunca.
Caen las hojas amarillas y se mezclan con mi respiración,
Ahí retenidas en el aire como si el tiempo no pasara,
Tejen en el suelo su propia sombra y color,
Y llegan a mis pies de forma desinteresada.
Pero no hay luz que empuje en aquella calle,
No hay fotografía que me haga volverte a escribir.
Llega la hora y su estancia es mínima,
Los años pasan ante mí como una imagen viva,

Estás ahí y no lo sabes, como hace a 1200 días.
Despego entre las nubes,
Trazo un plan entre la nostalgia y la alegría,
Mis nervios me dirigen a un letargo extraño de colores,
Soy memoria viva entre mis manos,
Sos un trozo de aire encogido en mis pulmones.
Estas ahí, como siempre, como te encontré cada mañana,
Aunque descolocada y sin motivo, te busco y te pierdo,
No son nervios, no es emoción, no es ansiedad,
Estamos acá.
Estoy a pasos de romper con la distancia.
En la coincidencia de horas, de días, de lugares,
Empieza el tacto, la luz ¿Qué hicimos para llegar a esto?
Doy unos pasos, la voz me desinteresada, la voz me oculta
No es amor, no es anhelo
Es estar de nuevo con tus dedos
Y es entonces cuando descubro que nada cambió
Que somos dos,
Que arriesgué y perdí,
Que esperé y me disolví,
Respiro,
Sueño de nuevo,
Estoy viva.

Sobre la foto: Un Otoño que floreció en Granada. 

Adaptación-de-Poema-Otoño 2012 a guión literario

Deja un comentario